martes, 14 de agosto de 2018

LA FIESTA DE LA ASUNCIÓN EN EL ORIGEN DE LA ORDEN DE LOS SIERVOS.

Nuestra Orden o mejor dicho los siervos de la Bienaventurada Virgen María tiene como fecha de fundación la fiesta de la Asunción de María. Una tradición fundada en el documento más antiguo en la historia de la Orden que se llama "Leyenda de los Orígenes" escrita en 1317, fija como fecha de nacimiento el 15 de Agosto de 1233, año en que siete comerciantes florentinos varones se retiraron a Cafagio y más tarde a Monte Senario en las afueras de la ciudad de Florencia en Italia, abandonando sus casas, familias y negocios para dedicarse a una vida de oración y penitencia, reunidos en nombre de Dios y de la Santísima Virgen María.




ENTREGA DEL ESCAPULARIO A LOS PADRES FUNDADORES

DOMENICO GABBIANI.Boceto para el techo de Monte Senario. Galleria delle uffizi

Aunque la creencia de la comunidad cristiana en que María fue asunta al cielo es muy antigua su evolución teológica hasta convertirse en Dogma católico ha durado casi más de 1500 años.

Es una verdad que aunque no recogida en las Sagradas Escrituras directamente si es verdad que la tradición y la reflexión teológica ha encontrado una explicación lógica como consecuencia de la unión perfecta de María con su Hijo. La asunción es el efecto pleno de la unión de María con el Hijo en el orden de la fe.

La asunción nos remite al misterio pascual. ¿Por qué resucitó Jesús? La Escritura responde que la resurrección -tanto de Jesús como de sus discípulos- no es un fenómeno puramente determinista, es decir, regulado por leyes químicobiológicas; en su raíz, es la consecuencia de una opción moral.

Efectivamente, para Jesús la resurrección fue la respuesta del Padre a su obediencia: "Se anonadó a sí mismo tomando la naturaleza de siervo... y en su condición de hombre se humilló a sí mismo haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz... Por ello Dios le exaltó "(Flp 2,7-9). Igualmente, para los cristianos hay resurrección si escuchan la voz del Hijo de Dios y creen en él. Dice así Jesús: "En verdad, en verdad os digo que llega la hora, y es ésta, en que los muertos escucharán la voz del Hijo de Dios, y los que la escucharen vivirán... Llegará la hora en que todos los que están en los sepulcros oirán su voz y saldrán; los que obraron bien resucitarán para la vida, y los que hicieron el mal resucitarán para la condenación" (Jn 5,25-29). "Es voluntad de mi Padre que todo el que vea al Hijo y crea en él tenga vida eterna y yo lo resucite en el último día" (Jn 6,40).

Y esto es lo que pasó con María. Ella participa de la resurrección de Cristo en cuanto que estuvo perfectamente unida con él, escuchando su palabra y poniéndola en práctica. Su misma maternidad carnal estuvo precedida y se hizo posible por el fiat, es decir, por el asentimiento libre que María prestó al ángel Gabriel cuando le anunció la propuesta que Dios le hacía. Pues bien, la asunción es la epifanía de la transformación tan profunda que la semilla de la palabra divina produjo en María, en la integridad de su persona. Decía Jesús: "Mis palabras son espíritu y vida" (Jn 6,63).

La liturgia actual de la Asunción, en la misa de la vigilia, sintetiza oportunamente la dimensión física y moral que María contrajo con Jesús. La primera lectura, sacada de 1 Crón 15,3-4.15-16; 16,1-2, tiene como tema el arca de la alianza, símbolo profético de la Virgen madre, que llevaría a Dios en su seno como arca de los tiempos nuevos. El paso evangélico de Lc 11,27-28 recoge la alabanza materna que una humilde mujer del pueblo tributó a Jesús: "¡Dichoso el seno que te llevó y los pechos que te amamantaron!" En su respuesta, Jesús desplaza el acento de esta bienaventuranza: "Dichosos más bien los que escuchan la palabra de Dios y la practican". Esto quiere decir que María atrajo las complacencias de Dios por haber llevado a Jesús en su corazón más aún que en su seno.

Aquí está la raíz de su glorificación junto a su Hijo. Al convertirse en sede de la Sabiduría encarnada, se hizo partícipe de la inmortalidad, de la incorrupción: un don, dicen los libros del AT, del que es dispensadora la Sabiduría, es decir, la acogida amorosa hecha a los designios de Dios expresados en las Escrituras (cf Sab 6,17-20; 8,17; Prov 8,35; etcétera).

La doctrina bíblico-judía, la paternidad o maternidad espiritual lleva consigo también, entre otras cosas, la ejemplaridad. Esto quiere decir que un padre o una madre espiritual son modelo para sus hijos (cf, p. ej., lCor 4,15-16; 1Pe 3,6; Jn 8,39). Aplicando el discurso a María en cuanto madre de la iglesia siguiendo la Lumen Gentium y la doctrina del Vaticano II, significa que cualquier aspecto de su persona (virtudes, privilegios, etc.) tiene una repercusión eclesial, es decir, se convierte en figura, tipo, ejemplo de lo que la iglesia tiene que ser, en la fase peregrinante y en la gloriosa; por lo que  la Asunción anticipa en la persona individual de María el estado de la iglesia entera en la vida del "mundo venidero".



 

FOTO ASUNCIÓN MONTE SENARIO

Giuseppe Bezzuoli pintó la gran pintura de la Asunción (detrás del altar mayor de Monte Senario).

 

Los Siervos de María unidos a Ella, teniéndola como Madre y Maestra, siguiéndola como discípula de su Hijo, descubren en este misterio la esperanza, la realidad prometida a todos los que mueren en Cristo.   


viernes, 10 de agosto de 2018

350 AÑOS DEL CULTO A LA VIRGEN DE LOS DOLORES Y DE LA ESPIRITUALIDAD SERVITA EN ANDALUCÍA ( y VI)




V. de los Dolores de Mora. Granada

 

LA CREACIÓN DEL MODELO ICONOGRÁFICO DE LA VIRGEN DE LOS DOLORES EN ANDALUCÍA

 

La concepción actual de la imagen exenta de la Dolorosa es muy tardía en el arte español pues será durante el barroco cuando se desarrolle. A fines del siglo XVI aparecerá un modelo que se prodigará y se extender con apabullante celeridad como es el  trasunto del cuadro de la Virgen de la Soledad que Gaspar Becerra realizó para los mínimos de Madrid, devoción e iconografía   que la reina Isabel de Valois había importado de los Países Bajos en 1565.

 

Este modelo de la Virgen en Soledad revestida siguiendo los usos del luto cortesano de los Austrias se apartará de las representaciones tradicionales de la Dolorosa, pues nos la presentan sin relación directa con escenas de la Pasión: al pie del Crucificado, Calle de la Amargura o el más difundido como era la Piedad.

La aparición del modelo de la Virgen de los Dolores tendrá que esperar aún un siglo después de la Soledad y será deudor de ella.

 

La  iconografía de la Dolorosa ocupa un lugar preeminente dentro de la escultura española de los siglos XVI-XIX, en sus versiones devocional y procesional, alcanzando un notable desarrollo en los imagineros andaluces. A lo largo del XVII se irá creando el patrón iconográfico de la Dolorosa  gracias a las aportaciones de Pedro de Mena y José de Mora que resultarían trascendentales para el triunfo imparable de dicha temática, pues abandonan la evidente rigidez de aquellos ejemplares de la Virgen doliente  situados en las décadas finales del Seiscientos y sobre todo en nuestra región será a partir del modelo creado por José de Mora para el oratorio granadino de los Padres Filipenses y que éstos extenderán en las sucesivas fundaciones andaluzas sin abandonar la combinación  de belleza femenina robusto y  el patetismo que nos muestran "unas mujeres muy bonitas que lloran... no habrá arte quizás, pero habrá emoción y belleza" en palabras del estudioso Ricardo de Orueta.



 


 Virgen de los Dolores, obra de Mora.



V. de los Servitas (Osuna)       


Antigua y Siete Dolores(Ig. Santiago, Sevilla)   

   

 Virgen de los Dolores (Ig. Magdalena, Sevilla)

La Virgen de los Dolores de los Filipenses Granadinos, paradigma de la dolorosa andaluza.

En el corto período en la que Don Diego Escolano  ocupó la sede Granadina (1668/72)se producirán una serie de acontecimientos concadenados que determinarán en los siguientes siglos la devoción y las prácticas litúrgicas- devocionales de gran parte de la población andaluza, promoviendo  a la vez la aparición y desarrollo de un modelo propio de la Virgen de los Dolores que abarcará a todas las artes plásticas.

 

Si en 1668 los seglares servitas habían alcanzado el reconocimiento litúrgico de la fiesta propia del tercer domingo de septiembre en torno a la contemplación de los dolores de Nuestra señora, será el Arzobispo granadino quien en ese mismo año implante la espiritualidad de los Siervos de María en Andalucía al erigir en la capital granadina la primera Orden Tercera  y sucesivamente en otras localidades próximas. Junto con la solicitud a la reina Regente para implantar en España la Misa y Oficio de los servitas, el Arzobispo trasladará en 1671 la celebración de la Virgen de las Angustias  de Granada del  9 de febrero - fiesta de la Aparición- al mes de septiembre adoptando los usos  devocionales de la Orden Servita con ocasión de la consagración del nuevo templo  de Ntra. Sra. de las Angustias. Le correspondió consagrarlo a Escolano el 13 de septiembre de ese año y lo hizo con Vísperas y Misa Pontifical propias de esa festividad servita, “con la mayor ostentación y grandeza que hasta ahora se habrá visto en esta ciudad”, según el testimonio recogido por Miguel A. López. Las fiestas se prolongaron durante ocho días.

 

La primera fundación en tierras andaluzas de los Filipenses será en  Granada y ocupará el episcopado  de Escolano pues no fueron pocas las dificultades:  falta de l fondos en el patronazgo, la negación de recursos por parte de la Corona, las repetidas negativas del propio Arzobispo... llevará a los filipenses a plantear una estrategia para conseguir el beneplácito de Escolano, sabedores de su devoción por la Virgen de los Dolores encargarán una imagen de esta advocación y pondrán bajo su advocación el nuevo templo. El resultado será la licencia del Arzobispo al establecimiento del oratorio y su patrocinio para la obra, convirtiéndose así en el primer templo dedicado a los Dolores de Nuestra Señora en territorio español.


 

La Virgen de los Dolores presidiendo el altar con San Juan Pablo

 

El escultor José de Mora y la imagen de Nuestra Señora de los Dolores.

El famoso escultor contaba con treinta años cuando recibe en 1671 el encargo de realizar una efigie bajo la advocación de Nuestra señora de los Dolores. Había nacido en Baza y era pariente
del insigne Pedro de Mena y trabajando con Alonso Cano quien lo introduce en la corte de Carlos II en 1666 y alcanzando el título de escultor de cámara. De regreso en Granada en el otoño de 1670, recibe el encargo de la que será su obra cumbre, la Virgen de los Dolores (actual Virgen de la Soledad del Calvario) para el Oratorio de San Felipe Neri. El 2 de febrero de 1671 se inicia la obra y  se trasladó en procesión nocturna el 1 de agosto de ese mismo año. La imagen es deudora de la creada por Gaspar Becerra, de la que Alonso Cano había realizado una pintura para la catedral granadina.  Mora recrea y populariza el tema de la Dolorosa a la que dispone arrodillada y transmisora de un contenido dolor de notable carga idealizadora con una profunda introspección sicológica, sin alardes expresivos de su  emoción interior.


 




Pie de foto.  V. Dolores. Convento de Madre de Dios de Carmona.

 

El 5 de noviembre de 1671 el Arzobispo traslada al templo filipense a la tercera orden servita que había establecido dos años antes, movido por  la calidad de la obra realizada, la unción religiosa, la fama de milagrosa de la talla antes de la llegada al Oratorio. La obra sufrirá en 1707 un cambio en la disposición original de las manos que ofrecía entrelazadas - modelo que si seguirán otras dolorosas deudoras de ésta-, pues colocada a cierta altura la posición dificultaba la visión del rostro por lo que José de Mora las colocará de forma absolutamente novedosa entrecruzadas sobre el pecho.




Si la imagen de Gaspar Becerra fijó el tipo iconográfico de la Soledad  durante el gobierno de los Austrias menores, esta obra de José de Mora será el prototipo de la Virgen de los Dolores bajo los primeros Borbones, en gran parte a la expansión de la espiritualidad servita desde el foco granadino y a la labor de los filipenses que al ir fundando en diferentes ciudades andaluzas pondrán los oratorios bajo la nueva advocación e instaurando el culto y el modelo iconográfico creado por Mora. 




 

 Dolorosa. Convento Filipenses, Sevilla.




 Pintura de la antigua capilla Siete Dolores. Sevilla

lunes, 6 de agosto de 2018

CULTOS EN EL MONASTERIO DE SANTA CLARA




Con motivo de la solemnidad de su Santa Fundadora, la Fraternidad de Hermanas Clarisas celebra los días  del 8 al 11 de agosto Cultos a Santa Clara de Asís, a las 20:30 horas se iniciará el rezo del santo rosario y a las 9 la Santa Misa que presidirá y predicará el Rvdo.  Sr. Cura Párroco de Santa María y San Bartolomé Don José Ignacio Arias, Capellán de esta comunidad.

El último día, coincidente con la festividad litúrgica tendrá lugar la Función Solemne dedicada a la Santa de Asís, dándose a besar su Reliquia.

Nuestra Fraternidad colabora con la comunidad a lo largo del año y celebra Vísperas con la comunidad en alguna ocasión, en estos cultos aportaremos los acólitos para las celebraciones.



El Obispo entrega a Santa Clara la palma, obra de Lucas Valdés (Col. particular Mallorca procedente del Monasterio carmonense)
Santa Clara de Asís

(Asís, Italia, 1193- id., 1253) pertenecía a una de las familias de mejor linaje de la ciudad, y su madre era una dama de profundo sentido cristiano. A los  18 años, subyugada por el ardor evangélico de su paisano  Francisco de Asís (que acababa de poner en marcha un nuevo estilo de vida evangélica), Clara se confió a su dirección: abandonó su casa, y en la capilla de la Porciúncula, donde vivía San Francisco, tomó el hábito de manos del santo, prometiéndole obediencia.

Inmediatamente fue confiada por Francisco al monasterio benedictino de San Pablo de las Abadesas. Allí tuvo Clara que vencer la enconada oposición de sus parientes. Quince días después, Francisco le procuró un asilo más seguro en el convento de Sant´Angelo in Panzo, en las estribaciones del monte Subasio, donde fue a unírsele, fugada también clandestinamente, su hermana Inés.

Posteriormente, San Francisco dispuso para Clara y sus imitadoras una vivienda, adaptada al ideal de pobreza y sencillez que ella misma anhelaba, junto a la pequeña iglesia de San Damián, restaurada por el santo. Y en ella se instaló el pequeño grupo de Damas Pobres, llamadas luego Clarisas, formado inicialmente por Clara de Asís y otras tres compañeras. La comunidad femenina imitaba en lo posible la de los hermanos franciscanos.

Durante cuarenta años, Clara fue la superiora del convento de monjas de San Damián. Su vida era de gran austeridad y muy rica en obras de caridad y piedad. Se cuenta que alejó con sus oraciones a los sarracenos que asediaban la población de Asís.

Santa Clara de Asís escribió una Forma de vida en la que insistía en la pobreza y que fue la base para la regla que ella misma redactó con posterioridad (1247-1252), adaptación para las religiosas de la regla franciscana. En 1253, una bula pontificia aprobaba solemnemente la regla que había compuesto. Murió en 1253 y fue canonizada en 1255. Sus restos descansan en la cripta de la iglesia dedicada a la santa en Asís. Su fiesta se celebra el 11 de agosto.



 

Muerte de santa Clara de Asís, obra de Lucas Valdés (Col. particular Mallorca procede del Monasterio carmonense)

viernes, 3 de agosto de 2018

350 AÑOS DEL CULTO A LA VIRGEN DE LOS DOLORES Y DE LA ESPIRITUALIDAD SERVITA EN ANDALUCÍA (V)



PRIMER TEMPLO DEDICADO A NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES EN ESPAÑA.



Fachada del antiguo Oratorio de Granada


La Congregación del Oratorio de San Felipe Neri hizo gala durante siglos de considerar su casa de Granada como el primer templo dedicado a la Virgen de los dolores en suelo español, siguiendo el ejemplo de la sede oratoriana que san Francisco de Sales había dedicado a Ntra. Sra. de la Transfixión en la población Thonon-les-Bains (Saboya). Esta casa y dedicación de la misma tendrá lugar en 1671 a consecuencia de la devoción del Arzobispo Escolano y de la aprobación de la fiesta litúrgica de los dolores de Nuestra Señora.


En nuestro 2º artículo sobre las conmemoraciones que estamos recordando, apuntábamos que  Don Diego Escolano, antes de su nombramiento como Arzobispo de Granada, había entablado amistad  en la Corte con el Prepósito de los Filipenses y con el sacerdote granadino Pedro Torres que había fundado y dotado con sus bienes una comunidad de Beatas en esa ciudad, debido al rigor con las que las trataba hubo de huir a Madrid.


Recién ocupada la sede granadina, Escolano redujo el número de Beaterios femeninos a las que obligó a regirse por reglas monacales. El testamento del presbítero Torres disponía que la dotación del beaterio disuelto tras su huida, se destinara a la fundación deseada por los Filipenses y por el Arzobispo en Granada.  Las reclamaciones de los familiares del sacerdote fallecido sobre sus propiedades diezman el fondo económico, haciendo casi inviables las posibilidades de los oratonianos.  Los filipenses acuden a la la reina Mariana de Austria, seguros de conseguir de la Corona la ayuda necesaria para la nueva iglesia proyectada y que se iba a levantar en el eje urbano de los palacios y de los mejores templos de granada por lo que había de ser suntuoso.  A pesar de la devoción de Doña Mariana a la Virgen, no pudo ofrecer ayuda alguna por las guerras en Francia y Paises Bajos.



Quedaba entonces acudir al Arzobispo para que fuera patrono de la nueva casa, obteniendo por tres veces respuesta negativa del arzobispo, el 17, el 22 y el 29 de abril. La familia y las antiguas Beatas ocupan ahora la casa y solar de la nueva fundación. Los filipenses deciden agradar a Don Diego Escolano y el 11 de mayo de 1671 le piden licencia para fundar una congregación de sacerdotes con un templo dedicado a la Virgen de los Dolores, conocedores de la gran devoción del arzobispo : dos años antes había fundado la Orden Tercera Servita en la ciudad, solicitado a la Reina la fiesta litúrgica de la Virgen de los Dolores del mes de septiembre y que un año antes había trasladado la fiesta de la patrona de Granada al mes de septiembre para celebrar la misa de los servitas y su octava... al día siguiente se aprobó la fundación.


Quizás los filipenses también batieron en su favor el encargo de una imagen de la Virgen de los Dolores y que se había iniciado  en la fiesta de la Purificación de aquel año (2 de febrero) cuyo Evangelio anuncia la vida dolorosa de Nuestra Señora. Esta imagen será terminada  el 1 de agosto, cuando se llevó en procesión nocturna al oratorio.


El 21 de octubre de 1671 se coloca el Santísimo Sacramento en la capilla del antiguo beaterio y se incorporan 4 sacerdotes, siendo primer prepósito don Dionisio del Barrio. Don Diego Escolano traslada a su oratorio privado junto al espacio donde va a levantar el nuevo templo, una pequeña imagen de la dolorosa procedente de la fundación del presbítero Torres - esta imagen se perdería tras la exclaustración del siglo XIX-.


La estrategia fundacional seguida por los filipenses y la importancia que tendrá la nueva imagen en el proyecto ha sido estudiado   por el profesor de la Universidad de Granada José Antonio Díaz Gómez  Un templo para Ntra. Sra. de los Dolores. La Congregación del Oratorio de San Felipe Neri de Granada y su papel como difusora de un nuevo tipo iconográfico de la "Mater Dolorosa" en Andalucía. Publicada en las actas del Congreso Internacional Virgo Dolorosa que organizó nuestra Orden Servita de Carmona(2014), pág 533-547 .




Dibujo original.     Interior del templo de los Filipenses. Granada


Un nuevo y primer templo a la Virgen de los Dolores.


En torno a la nueva imagen realizada por José de Mora van a sucederse una serie de acontecimientos milagrosos que van a facilitar las limosnas de los fieles para acometer la nueva obra que va a iniciarse el 15 de septiembre de 1686: acto que contó con la participación de gran parte de la población pues la primera piedra era un ladrillo procedente de la Puerta del Perdón de la Basílica de San Pedro del Vaticano, que había sido donada por el Pontífice y que concedía las mismas indulgencias que si se hubiera cruzado la Puerta santa.


 


El proyecto fue elegido mediante concurso público, siendo encomendado al maestro mayor de obras de la Catedral de Granada, Melchor de Aguirre, quién no cobró por la obra como tampoco hicieron muchos granadinos que participaron generosamente para la construcción del templo a la Virgen de los Dolores:«viniendo unos a trabajar de limosna, otros enviando sus carros a sacar tierras y a traer piedra y arena, y entonces fue que una devota dejó por su testamento cien ducados», haciendo posible uno de los mejores templos de la ciudad y de la arquitectura barroca andaluza. Tras la exclaustración fue demolida una parte,  conservándose el proyecto original en el Metropolitan de Nueva York y firmado por el mismo Melchor de Aguirre.


 


Desde este templo la congregación de San Felipe Neri va expandir la devoción y el culto a la Virgen de los Dolores por toda la geografía andaluza Sevilla, Málaga,  Córdoba, Baeza ... siguiendo la misma  tipología edilicia e iconográfica de la imagen titular de los Siete Dolores de María.


 


Más información :
https://www.researchgate.net/publication/309310566_Un_templo_para_Ntra_Sra_de_los_Dolores_La_Congregacion_del_Oratorio_de_San_Felipe_Neri_de_Granada_y_su_papel_como_difusora_de_un_nuevo_tipo_iconografico_de_la_Mater_Dolorosa_en_Andalucia

miércoles, 1 de agosto de 2018

CULTOS A SANTO DOMINGO DE GUZMÁN



Durante los próximos días 3,4 y 5  de agosto la Comunidad Dominica de Carmona celebrará en honor del insigne Fundador de la Orden de Predicadores, Santo Domingo de Guzmán, un fervoroso Triduo. En esta ocasión tendrá lugar en el templo Prioral de Santa María ofrecido por nuestra Parroquia en reconocimiento a la colaboración e implicación de las Hermanas Dominicas Hijas de Nuestra Señora de Nazareth establecidas en el antiguo Monasterio de Madre de Dios.
 
Orden del Triduo
El Triduo se iniciará a las 19,45 con el rezo del Santo Rosario y a continuación la celebración de la santa Misa que contará con la Predicación del Rvdo. Sr. Cura Párroco de santa María y san Bartolomé, Don José Ignacio Arias y del Padre Dominico Fray Vito Tomás, Postulador General de la Orden dominica.
 
La parte musical estará a cargo del tenor Eduardo Fernández y de la coral Virgen de Gracia.
 
Nuestra Fraternidad Servita colabora activamente en estos cultos como cada año, vistiendo a la imagen de Santo Domingo con las ricas vestiduras bordadas del siglo XVIII, instalando el altar - en esta ocasión en Santa María donde luce sobre la original peana del manifestador del Corpus. También  se ha realizado el cartel y se pondrán las flores. 
 
 
 Dominicas Hijas de Nuestra Señora de Nazareth
Esta congregación dominica es un Instituto Religioso de Derecho Pontificio fundado por la R.M. María Sara Alvarado Pontón(+1980) y Fray Alberto Enrique Higuera Barrera (+1976), el 25 de marzo de 1938 en Bogotá (Colombia).
La espiritualidad dominica y específica de la congregación radica en la contemplación del Misterio de la Encarnación de Jesucristo, obrado en la humilde casa de Nazareth. Las religiosas aspiran a imitar en sus vidas el modo de vida humilde y santo de la Sagrada Familia de Nazareth, en la contemplación del Verbo Encarnado y su silencio en el Sagrario. Completan su espiritualidad la entrañable devoción a la Madre de Dios, al Patriarca San José y a Santo Domingo de Guzmán



lunes, 30 de julio de 2018

INSCRIPCIÓN DE NUESTRA FRATERNIDAD EN EL REGISTRO DE ENTIDADES RELIGIOSAS





En la Festividad de san Teodomiro, Patrón de nuestra Ciudad, hemos recibido del Ministerio de Justicia, la respuesta afirmativa a nuestra solicitud de inscripción en el Registro de Entidades Religiosas.
Con fecha 27 de junio hemos sido inscritos como FRATERNIDAD DE MARIA SANTISIMA DE LOS DOLORES, ORDEN SEGLAR DE LOS SIERVOS DE MARIA DE CARMONA, nº 024245.
De esta forma concluye una larga etapa en la que hemos venido trabajando para el reconocimiento jurídico pleno; en la Orden, a nivel eclesiástico y civil. Tareas que debieron acometerse desde la revitalización de la antigua Orden Tercera en 1977, época en la que se decidió mantener el carácter como orden religiosa y no transformarnos en cofradía o hermandad, como venia siendo habitual en las fraternidades que se renovaban en esos momentos.
La falta de contacto con los religiosos servitas será durante un tiempo una de las mayores dificultades, y por otro lado, la propia renovación de la Regla de Vida, que la Orden estaba reelaborando de acuerdo con la espiritualidad del Concilio Vaticano II y el nuevo derecho canónico que serán aprobadas por la santa Sede en 1995.
En el año 2000 el Padre General de la Orden de los Siervos de María, mediante decreto firmado el 31 de mayo, confirmaba que el grupo de los terciarios servitas de Carmona es una Fraternidad de la Orden, de la que nunca se desvinculó. Años antes ya habían profesado algunos hermanos según la nueva Regla de Vida y a tenor del nuevo ordenamiento jurídico de la Iglesia, era necesario la redacción de unos Estatutos Particulares, su aprobación por el Consejo Provincial y del Ordinario.
La aprobación definitiva de los Estatutos Particulares, tras diversas redacciones, será el 21 de noviembre de 2011, en la que el Padre Provincial y su Consejo los refrendan. Inmediatamente se presenta solicitud en el Arzobispado de Sevilla para su reconocimiento y aprobación del establecimiento de la Orden Seglar en un templo diocesano.
El proceso ante el gabinete jurídico del Arzobispado no estuvo exento de ciertas dificultades, pues no existía en la Diócesis otro grupo de iguales características, pues las órdenes terceras existentes están establecidas en templos de las órdenes a las que pertenecen, lo que nos llevó a diversas entrevistas y presentación de documentación, así como de argumentos jurídicos que dieron fruto el 14 de mayo de 2012 con la concesión del Decreto Episcopal firmado por el Señor Arzobispo de Sevilla, en el que reconoce nuestra especial situación jurídica dependiente de la Orden Servita pero con establecimiento en el templo diocesano del Salvador, de igual manera se ratifica o se da el plácet a la vida de la Fraternidad según la Regla de Vida propia y sus estatutos particulares. 
En 2014 se iniciara el proceso para inscribir la Orden en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, no pudiéndose concluir los trabajos satisfactoriamente, pues durante el proceso surgen ciertos problemas jurídicos que no dependían de nosotros poderlos solucionar.
El año siguiente, 2015, se publica el Real Decreto 594/2015, por el que se regula un nuevo proceso para el Registro de Entidades y que completaba el Real Decreto 589/1984 sobre fundaciones religiosas de la Iglesia Católica. Lo que permite solventar alguno de los problemas para el registro de nuestra Fraternidad.
A lo largo del año 2016 se inicia el expediente ante la Conferencia Episcopal Española para obtener la inscripción, al convertirse este órgano de los Obispos españoles como necesario para el reconocimiento de nuestra Fraternidad, como organización de la Iglesia Católica, confirmación obtenida el 13 de diciembre de 2017 avalada por la documentación pertinente del Secretariado   General de la Conferencia Episcopal Española y siendo inscrita como Entidad Canónica como  FRATERNIDAD DE MARIA SANTISIMA DE LOS DOLORES, ORDEN SEGLAR DE LOS SIERVOS DE MARIA DE CARMONA.
En los primeros meses de 2018 se obtiene un nuevo CIF, correspondiente a la nueva nomenclatura, y se eleva a escritura publica toda la documentación necesaria y avalada por la Conferencia Episcopal, presentándose ante el Registro del Estado el día 30 de mayo de este año, junto con la solicitud de nuestra Priora, de que nuestra Fraternidad  contara con el reconocimiento de entidad religiosa inscrita en el Ministerio de Justicia, siendo confirmada y otorgada la solicitud con fecha de 27 de junio de 2018.
Un largo proceso que ha ocupado casi 18 años de nuestra historia, pero que era del todo necesario para obtener el reconocimiento de pleno de nuestra personalidad jurídica, tanto a nivel eclesiástico como de la administración estatal.

miércoles, 25 de julio de 2018

FUNCIÓN VOTIVA EN HONOR DE SAN TEODOMIRO, PATRÓN CANÓNICO DE CARMONA




 

El próximo día 29 de julio las Parroquias de santa María y san Bartolomé en unión de la Pro-hermandad Sacramental y san Teodomiro celebrarán a las 20 horas la Función Votiva que anualmente la Ciudad dedica a este ilustre hijo.  



San Teodomiro sufrió el martirio en la Córdoba de Abderramán II durante la protesta que numerosos cristianos realizaron frente a las leyes  que se restringían el culto católico. San Eulogio de Córdoba coetáneo del santo escribió el memorial de los santos donde fija que el 25 de julio del año 851 sufrió el martirio el joven monje carmonense Teodomiro (nombre visigodo que significa Regalo de Dios).También en una carta de san Eulogio al obispo de Pamplona nos habla del recibimiento en el cielo a otros mártires por la virgen María y San Teodomiro. Tras el martirio por degollación su cuerpo fue recogido en el templo de san Zoilo y más tarde escondido durante la persecución de Hixam II. 



La urna con los restos de diversos santos se descubrió nuevamente el 21 de noviembre de 1571 y reconocidas como tales seis años más tarde y su culto en 1583. En 1595 las autoridades eclesiásticas y municipales de Carmona deciden nombrar a san Teodomiro Patrón Canónico de la población y en 1609 es concedida la primera reliquia del Santo.

 


NOVEDAD



El viernes día 27, por primera vez, se expondrá durante todo el día la Reliquia en la teca donde se custodia desde el siglo XVII. Se trata de un arca colocado en el altar  colateral de la nave de la epístola de Santa María y donde bajo tres llaves se guarda el relicario. Hasta la década de los años ochenta del pasado siglo estas llaves se mantenían separadas, siendo custodiadas por el Alcalde, Juez y Cura más antiguo de santa María lo que hacía necesario la presencia de estas autoridades para abrir la puerta interior ya que la exterior era abierta por el Abad de la Universidad de Beneficiarios.  Será una ocasión extraordinaria para contemplar ese espacio.



Foto: Cartel y Cabeza de San Teodomiro, obra de José de Arce